Cuerpos, Memorias,
Violencias

El laboratorio de investigación “Cuerpo, Memorias, Violencias” es un espacio de reflexión e investigación entre investigadores de las distintas disciplinas de las Ciencias Sociales que tienen por objeto de estudio las experiencias concentracionarias, los procesos de castigo al interior de la sociedad, los encierros, las masacres, los exterminios, las violencias e hiperviolencias desde el cuerpo, como observable clave para su comprensión.

Las practicas de castigo y disciplinamiento y los múltiples mecanismos sociopolíticos empiezan a considerar al cuerpo como resultante previsible de una construcción que puede ser dirigida. Paralelamente va constituyéndose la fábrica como modo productivo pero también de encierro. Primero los conventos y los regimientos, luego las fabricas, a la par con escuelas y la prisión, comienzan a desplegarse sobre el espacio social construyendo tipologías de cuerpos acordes a las relaciones sociales que se van instalando lenta pero persistentemente y culturalmente hegemónicas.

Nos planteamos a partir de una estrategia que consiste en un intento por articular los procesos de constitución corporal a los de la formación de poder y dominación social que se impregnan en las relaciones sociales. Buscamos desentrañar, visibilizar, que procesos han obstaculizado el estudio del cuerpo y de los cuerpos como una “totalidad concreta”, es decir, agudizar la observación para observar los cuerpos en un espacio de entrecruzamiento de lo biológico, lo sicológico y lo social, lo abordamos desde una perspectiva sociopolítica, que pueda articular el cuerpo, como la resultante de un largo proceso socio-histórico, y a su vez como producto de una cultura concreta.

Abordar el cuerpo humano desde una perspectiva sociológica, es buscar su lugar en la configuración de relaciones sociales y el impacto de estas últimas sobre aquel. Mecanismos sociales (de dominación y poder), culturales y psicológicos soportan los procesos cuya resultante es la configuración de determinadas identidades corporales. A comienzos del siglo XX el cuerpo comienza a considerarse el territorio estable del sujeto: el recipiente de una subjetividad y una racionalidad. El conocimiento de que es posible una gestión social del cuerpo se va imponiendo poco a poco. El cuerpo comienza a ser blanco de políticas estatales. Es expropiado a la vida privada y puesto como objeto público.

La forma de trabajo del equipo contempla dos reuniones mensuales en las cuales se estructura el trabajo en conjunto que se lleva adelante así como los avances y reflexiones particulares de cada investigador.

Nuestros trabajos de investigación, reflexión y discusión nos plantean las siguientes interrogantes:

a) ¿Podemos comprender las experiencias concentracionarias de encierro, castigo y exterminio por medio de las herramientas y técnicas que nos entregan las ciencias sociales, observarlas, describirlas, interpretarlas y concebirlas como la forma de ejercicio extremo de poder y de la organización capitalista moderna?

b) ¿Podemos concebir e interpretar estas experiencias por medio o a través de la “ideología de los derechos humanos”?

c) ¿Cuáles son los ‘nuevos’ mecanismos de violencia y control social que se articulan contemporáneamente?

Objetivo

El laboratorio tiene por objetivo construir un lugar de acogida e intercambio para investigadores nacionales y extranjeros con el objeto de facilitar su trabajo y promover el debate académico multidisciplinario, creando un lugar de intercambio y confrontación de experiencias investigativas, de metodologías y técnicas de investigación utilizadas en los trabajos de investigación que desarrollamos individual o colectivamente.

Investigador Responsable

Roberto Merino Jorquera

Contactanos

Te responderemos lo antes posible

Not readable? Change text. captcha txt